vacaciones1

EL SÍNDROME POSTVACACIONAL

Se terminan las vacaciones. Después de días de descanso sin horarios vuelve la rutina. Síntomas físicos como el cansancio, las molestias digestivas, el dolor de cabeza y el insomnio, o psíquicos como la ansiedad, apatía, irritabilidad, tristeza y falta de interés son, característicos del llamado “Síndrome o depresión postvacacional”.
La duración de esta ‘depresión’ oscila entre una y dos semanas. Si estos síntomas se prolongan durante un período de tiempo mayor, es porque puede haber una patología preocupante de base.

healthy food

Los errores alimentarios mantenidos durante la época estival afectan en gran medida tanto al estado físico como al emocional.
Dentro de las recomendaciones para superar el síndrome postvacacional, se menciona la importancia de recuperar una alimentación equilibrada “en la que no falten alimentos reguladores como frutas, verduras y ensaladas”. Las vitaminas del grupo B y ciertos oligoelementos (magnesio, zinc…) son elementales para mejorar tanto el estado físico como el bienestar psicológico.
Ordenar la alimentación es vital, esto exige escoger los alimentos más adecuados dentro de cada grupo como apoyo para equilibrar el sistema nervioso -centro regulador de las emociones-. Un paso esencial es conseguir una buena regulación de la glucemia, que no haya altibajos de glucosa en sangre, y en este aspecto la elección alimentaria es clave. También se plantea necesaria una buena nutrición de los órganos depurativos (hígado, riñones), con el fin de eliminar desechos y toxinas, que es la base troncal hacia un mejor estado anímico y de bienestar.

healthy food1
Medidas esenciales enfocadas a la vuelta al trabajo y para disfrutar de un estilo de vida saludable son:
Hacer ejercicio con regularidad.
Mantener un peso saludable.
Reducir el café, tabaco y el alcohol.
Dedicarse más tiempo y evitar el estrés.

Maria Jose Moreno Navarro